Loading Map...

Por ahora, los ultimos instantes en estas tierras.

Written on: Monday December 17th, 2007

A journal entry from: India

Marche a probar la vida en comuna en el Ashram de Amma, guru famosa porque "reparte abrazos"!!!!! Es una experiencia de la que mejor os hablo en persona  :-P

He vuelto a pasar dos dias en la playa aprovechando los ultimos rayitos de sol antes de volver al frio invierno europeo y... una de las mananas en que me dirijia ensimismada camino al mar... me sorprendio el sonido de tablas y sicaras. La musica provenia del templo y, como quede absorta parada en la puerta, un anciano que se encontraba descansando recostado a la sombra de la entrada no dudo en hacerme entender por gestos que mi entrada seria bien recibida.

No se si fue la espontanea e inesperada invitacion que me fue regalada, o tal vez era la musica que resonaba en cada rincon del recinto. Puede que fuese el incienso cuyo inolvidable perfume impregna cualquier actividad de la vida cotidiana por estos lugares. A lo mejor solo "me contagie por osmosis" de la profunda fe y devocion con que aqui rezan a sus dioses... aunque es probable que, en medio de la fresca penumbra del recinto, tan solo me irrito los ojos el inesperado e intenso reflejo del sol en los excesivos adornos dorados con los que aqui engalanan sus altares. 

Seguramente fue el adios agradecido a la tierra que abundantemente me ha nutrido durante estos meses o tal vez era un hasta luego a todos los caminos con los que me he cruzado durante estos dias... vidas que, por unos mas o menos breves instantes, han aceptado gozosas compartir un trayecto paralelo al mio.

Puede que fuese tristeza por los suenos truncados o las ilusiones que vas abandonando en el camino... aunque pudiera ser la emocion de las nuevas oportunidades descubiertas y que de par en par veo ahora abiertas frente a mi. Seria tan solo un hola a la mujer que en la serenidad de ese instante eterno se encontraba a si misma y aceptaba confiada el desconocimiento absoluto del siguiente puerto. Esa persona que entendia la imposibilidad de comprender los motivos que diariamente nos arrastran de un lugar a otro haciendonos alcanzar las inimaginables sorpresas que ya preparadas esperan agazapadas al instante preciso en que estaremos preparados a recibirlas.

Pudieron ser muchos los motivos o tal vez no hubo razon alguna... solo se que estaba frente a la mas tosca representacion divina que en el templo se hayaba y recuerdo que yo me encontraba acurrucada por los cantos, mecida por invisibles brisas y envuelta por densas cortinas de humo... Fue en esa precisa manana cuando no pude mas que adoptar la posicion de loto, cerrar mis ojos y dejar fluir el remolino de sensaciones que repentinamente despertadas se agolpaban feroces pidiendo salida. Fue entonces cuando pude permitir brotar aquellas dulces lagrimas que desinteresadamente quiseron dar el regalo de su humedad para que, al menos por un breve instante, la seca tierra que caracteriza a la India pudiese dejar de estar sedienta.